Jubilados:


La Jubilación es un derecho consagrado por la Ley, el Personal de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, puede solicitar su jubilación por cuenta propia o por medio de oficio pasa a ser personal  pasivo, es decir de inactividad laboral, tras haber alcanzado una determinada edad o  años de servicios dentro de la Institución; siendo este un derecho vitalicio, transferible tienen el derecho a este beneficio  el(la) cónyuge o concubino(a) los (as) hijos (as) con las siguientes características:

  • Menores de  dieciocho años, con necesidades especiales, mayores de edad hasta los veintiocho años (solteros, estudiantes y  que dependan económicamente del trabajador)  de continuar percibiendo el monto dinerario que percibía el titular, previo el cumplimiento de determinados requisitos, en ningún caso, el cónyuge o concubino(a) sobreviviente, recibirá menos del cincuenta por ciento (50%)  del monto de  la pensión, el  cual le será entregado inmediatamente, siempre y cuando se compruebe su filiación situación de hecho, de acuerdo  a los requisitos que establece la Ley Orgánica del Registro Civil.

 Disfrutaran del derecho a  la jubilación los miembros del personal Académico, Administrativo y Obrero, al cumplir los requisitos exigidos entre ellos :

a) Quienes hayan alcanzado  sesenta (60) años de edad, sin son del género masculino, o  cincuenta y cinco (55) años de edad, sin son del género femenino, y hayan prestado servicios en la Administración Pública durante veinte(20) años y por lo menos diez (10) de ellos en la Universidad.

b) Quienes hayan cumplido veinticinco (25) años de servicio activo en la administración pública, de los cuales  diez  (10) años o más que se hayan prestado en la Universidad.

Todo personal Jubilado, Pensionado o los beneficiarios de pensiones deben firmar un documento a fin de acreditar la existencia de vida de  éste, También se puede acreditar por razones de salud, que se encuentre impedido para cumplir personalmente con este requisito, debe enviar constancia médica que certifique su discapacidad, copia de la cédula de identidad y el documento de “Fe de Vida” expedido por la Jefatura Civil más cercana a su domicilio. Así mismo, los beneficiarios residenciados fuera del país deben enviar el documento de “Fe de Vida” autenticado en la Embajada o Consulado correspondiente por acta notarial de presencia.

NOTA: La falta de cumplimiento de los requisitos señalados, traerá como consecuencia la suspensión del beneficio.